Juan Manuel Moreno Márquez y Juan Rafael Sánchez Romero . 2ª Parte

EL EMPRENDIMIENTO: JUAN M. MORENO MARQUEZ Y J. RAFAEL SANCHEZ ROMERO – 2.ª Parte 

En el último cuarto del siglo XIX , habiendo dejado atrás el fracaso de la revolución industrial andaluza en cuyas circunstancias incide la crisis económica industrial de 1873 (conocida como Gran Depresión), surge la figura de personas muy determinantes en el establecimiento de un modelo diferenciado y desconocido hasta entonces.

Lo más significativo en los datos recopilados es que se trataba de personas cuyos orígenes estaban, tal como se definían entonces,  en pequeños establecimientos de chacinas  con carácter familiar muy alejados  de lo que algunos autores han definido como un “cacicato estable” de años posteriores. En la lectura de cada uno de ellos queda reflejado.

Si hay un elemento común en estos dos empresarios, al margen de sus orígenes, es la amplia visión de emprendimiento que tuvieron y que lo consolidaron como dos importantes modelos a seguir en el desarrollo industrial de nuestra comarca.

Creo firmemente que sin  la proyección y la puesta en valor de sus ideas y  conocimiento, la humildad de los inicios, la asunción de importantes riesgos,  su  sacrificio en aras de mantener sus negocios y ampliarlos dando un medio de vida a mucha gente de nuestra comarca, su calidad humana y la ayuda que se prestaron,  el sector del cerdo ibérico en nuestras localidades obviamente  se habría producido de otra manera o simplemente… no hubiera existido.

 

 JUAN MANUEL MORENO MARQUEZ (1860-1938)

Este industrial merece una mención especial por la importancia de su actividad en este periodo histórico considerado tanto en el plano económico como en el político y social de la época.

Juan Manuel era hijo de Basilio Moreno y María Márquez, una de esas empresas familiares a las que hemos hecho alusión al principio de nuestro escrito y probablemente arraigadas en Los Romeros, en el sector que nos ocupa, sobre 1850 . Probablemente, además se trataba de una familia que dio la posibilidad a sus hijos de recibir cierta formación académica que les permitiera ejercer otras actividades distintas de las relacionadas con el sector ibérico.

De hecho, el primer trabajo conocido de Juan Manuel Moreno fue como docente en la escuela de Los Romeros , una escuela sostenida por el propio Ayuntamiento de Jabugo y bajo el control de una Junta Local  de Instrucción,  de escolaridad obligatoria para los niños de seis a nueve años y definidas entonces en esta aldea como “escuelas incompletas”  tanto por la población que abarcaba como por el sueldo asignado al docente.

Para entender la historia de este ilustre jabugueño vamos a explicar los aspectos relativos a la labor de un docente en el contexto de aquellos años, empezando por la ley Moyano de 1857 . De esta misma ley podemos deducir dos aspectos muy importantes que pueden poner algo más de luz a la historia que pretendo explicar :  Por una lado el sueldo asignado que al tratarse de una “escuela incompleta” en una población de menos de 500 habitantes consistía en unas 500 pesetas( en comparación a aquellos otros de “escuelas completas” que percibían un salario de unas 1.250 pesetas, de ahí proviene la expresión de “pasa más hambre que un maestro de escuela” referida a los primeros) . Pero un matiz importante es que la misma ley determinaba otros aspectos como  las cuestiones de honradez profesional y simultaneidad con otro tipo de actividades ( “El ejercicio del profesorado es compatible con cualquier profesión honrosa que no perjudique el desempeño de la enseñanza e incompatible con cualquier otro empleo o destino público” – Art.171 ley 1857 ) .

El inicio de su actividad como docente se deduce del siguiente escrito de la Alcaldía de El Jabugo:

“En el mismo día primero de Abril de mil ochocientos ochenta y siete a las dos de la tarde, se presentó en el salón de la escuela pública e incompleta de Los Romeros, término de este pueblo del Jabugo, dirigida por D. Miguel Moreno Márquez, el Sr. Alcalde presidente de la Junta local de Instrucción pública de esta villa D. Manuel Romero Sánchez con objeto de dar cumplimiento a la orden del Ilmo. Sr. Presidente de la Junta Provincial….en la que se manda hacer entrega de dicha escuela al profesor don Juan Manuel Moreno Márquez …asistieron a este acto quince niños y siete niñas…” ( Jabugo , Abril 1887 )

Juan Manuel Moreno Márquez , maestro de profesión (titulado por el Rectorado de la Universidad de Sevilla el 9 de Marzo de 1887) , a la edad de 27 años  accede como docente a esta escuela incompleta de Los Romeros con “un sueldo anual de quinientas treinta pesetas y emolumentos que le corresponda”  y sustituyendo a su hermano Miguel en esta labor,  de la que este último era titular docente en esa localidad.

Podemos determinar por tanto su labor con un sueldo precario en aquellos momentos pero también nos permite vislumbrar que la docencia podía ser perfectamente compatible, con la ley comentada,  con otro tipo de actividades permitidas de manera genérica  siempre que no fueran de carácter público ( obviamente nos estamos refiriendo a los establecimientos de chacinas )

¿ De la lectura del párrafo anterior puede deducirse que Juan Manuel Moreno compatibilizó su trabajo como docente con la actividad en el sector cárnico?  Creo que podemos dar respuesta afirmativa a esta pregunta por las referencias que se han manejado en este estudio y por los datos obtenidos. De hecho, desarrolló ambas actividades hasta el 28 de Junio de 1899 en el que se determina por parte de la Junta de Instrucción Pública de de la Provincia de Huelva, a través del Rector de ese distrito Universitario, “el expediente de jubilación por imposibilidad física de D.Juan Manuel Moreno Márquez” ( siendo sustituido, de nuevo,  por su hermano Miguel en esta labor docente)

La jubilación no obedecía a una cuestión de edad tal y como la entendemos hoy en día, sino seguramente a una cuestión de no poder llevar a cabo ambas actividades máxime cuando la labor docente le aportaba unos ingresos muy escasos.

Mucho antes de esa fecha Juan Manuel Moreno ya se habría instalado junto a la estación de tren de El Repilado tal y como explicamos anteriormente aprovechando el  beneficio que aportaba el ferrocarril al desarrollo de la actividad industrial. Se estableció en lo que actualmente es el Secadero de “La Joya” que hoy exhibe en su fachada “desde 1889”.

Resaltamos ahora la enorme importancia de este hecho, es decir, se trataría del primer empresario de Jabugo que decide construir un “establecimiento de chacinas”, como continuidad de una empresa individual o familiar ,  pero con sentido industrial buscando una mayor eficiencia en los procesos de mecanización y obtención de productos derivados del cerdo ibérico así como claramente diferenciado de los que aún se encontraban en inmuebles dentro de la población (explotaciones inicialmente familiares) y en un edificio independiente a cualquier inmueble de estas poblaciones.  ( Nota : he utilizado el concepto “establecimiento de chacinas” sacado de la propia solicitud que hizo  otro emprendedor, J. Rafael Sánchez Romero, para construir lo que fueron los orígenes de Sánchez Romero Carvajal Jabugo SAU y que se comentará  en este mismo escrito ) 

En ese momento el resto de esas empresas familiares conocidas, en la que destacamos la de Juan R. Sánchez Romero ,  no había optado en ningún caso a plantearse esta alternativa, fuera o no la generada además por el valor añadido de las infraestructuras ferroviarias; de hecho debían seguir su actividad con las propias explotaciones ganaderas que contaban dentro de la provincia ( con el inconveniente del traslado de las piaras por los caminos existentes ) o bien en provincias limítrofes como Badajoz que aportaban una materia prima, mayor en número y calidad, por los excedentes de su dehesas.

Con respecto al párrafo anterior, tan sólo tenemos una referencia a las traseras de la estación en el lugar ocupado hoy por viviendas en El Repilado; en  ese espacio estarían ubicados los cebaderos de la sociedad constituida por Juan Rafael Sánchez Romero. Aunque no podemos determinar aún la fecha en que se utilizaron estos terreno para el fin de la estabulación temporal y/o engorde adicional de los animales sí que tenemos que considerar que ya uno de los primeros emprendedores contara con un terreno intermedio desde la descarga de animales en la propia estación de tren hasta su traslado definitivo a la localidad de Jabugo

 

Papel membreteado para emitir correspondencia de J. M. Moreno Márquez con escudo Constitucional de la Real Casa de Alfonso XII, como proveedor de la misma.

La actividad de Juan Manuel Moreno no se ciñó solamente al aspecto industrial sino que además alcanzó a ser una  las personas más  conocidas en el círculo social y político de la época.

Varias son las referencias que obtenemos en ese sentido y que bocetamos brevemente para destacar su figura.

 

 

Una de las más significativas y que nos puede hacer entender los entresijos sociales y políticos de la época así como la figura de Juan Manuel Moreno es el Diario de carácter conservador “El Distrito” (1911-1916, con una primera tirada de 1.000 ejemplares)  dirigido por el Sr. Javier Sánchez Dalp que alcanzó a ser Marqués de Aracena y que llegó además a controlar el destino de los políticos conservadores  de toda la provincia de Huelva.

De manera muy sorprendente y antagónica a los derroteros por los que circulaba el propio Diario, Juan Manuel Moreno, en el año 1917, fue Diputado del Partido Liberal en la Provincia de Huelva donde su mayoría era conservadora. La derivación hacia la política de uno de los hombres públicos más notorios y con importante protagonismo dentro de las estructuras de los partidos de la época y con la preparación suficiente para llevarlo a cabo como Juan Manuel Moreno no fue dificultad para que su empresa se anunciaría publicitariamente en este diario conservador y de hecho era la única en su rama de actividad.

Si cabe, otro aspecto destacado de esta publicidad es que se compartía espacio con empresas de Aracena y de Sevilla dejando entrever la importancia que empezó a tener la comunicación entre la Sierra de Huelva y la capital hispalense en detrimento de Huelva.

Las referencias al diario nos permiten explicar ahora la importancia de Juan Manuel Moreno Márquez en esos ámbitos económicos, sociales y también políticos.

El anuncio de su actividad aparecía en todas y cada una de las ediciones hasta su cierre, con el literal que refleja la siguiente imagen  :

Anuncio en el diario El Distrito (1911)

Juan Manuel Moreno alcanza tanta importancia dentro del sector y tiene una visión tan clara de la evolución del mismo que pudo ser el primer proveedor de la “Real Casa” de España así como obtener Medallas de reconocimiento cualitativo a sus productos. E incluso instalarse comercialmente en Sevilla, en la Calle   O´Donell , centro social y elitista de la capital, donde creó el establecimiento “La Flor de la Sierra”.

En este contexto, hay una clara diferenciación en cuanto a la actividad que desarrolló Juan Manuel Moreno  no sólo por la preparación del mismo y su actitud empresarial sino también por su visión emprendedora sin contar con los recursos de otros industriales que también partían de economías familiares.

La empresa de Juan Manuel Moreno, por determinadas circunstancias, no tuvo un relevo generacional que permitiera su continuidad. Aún así dejó el importante legado de ser uno de los primeros emprendedores y un referente de aquellas empresas que intentaron imitar sus pasos.

Respecto a Juan Manuel Moreno una última reseña anecdótica que parte del recuerdo oral rescatado haciendo mención a la relación de este empresario con sus trabajadores : “se le daba a cada uno, antes de empezar la fría jornada de la mañana, una copa de aguardiente. También se le daba comida en el descanso de la jornada: un buen cocido. Y en final de la jornada dos reales y un arenque”. ( La imagen que encabeza este artículo es la de Juan Manuel, con una edad avanzada,  en una dehesa con cerdos Manchados de Jabugo -sobre 1920 – )

 

JUAN RAFAEL SANCHEZ  ROMERO (1850-1945)

Se trata de un empresario que destaca dentro del sector no solo por la importancia de su industria hasta nuestros días sino también por los importantes movimientos societarios que determinaron su conformación.  Tanto es así que además  hicimos alusión en la primera parte de nuestro trabajo a las matanzas llevadas a cabo en los años 1883-1884 donde se mencionaba el elevado y diferenciado número de animales sacrificados por parte de este industrial.

La primera referencia escrita donde se tiene constancia de un importante punto de inflexión lo constituye  la fecha de 1908. Como promotor directo de la mercantil Sánchez Romero Carvajal y Cía, es importante precisar determinados detalles de importancia para no desvirtuar la secuencia histórica de los acontecimientos que se producen.

Como muchos otros , Juan Rafael Sánchez del Cid Romero (originariamente con el primer apellido compuesto que se quitó posteriormente)  tiene sus orígenes en empresas familiares muy anteriores a la fecha considerada . De hecho hemos iniciado este trabajo partiendo de la fecha de 1883 que son las primeras referencias documentales contrastadas sobre las matanzas de cerdos ibéricos en Jabugo y significativamente es quien sacrifica más cabezas de de ganado de cerda en ese periodo dejando al resto un número de unidades que roza comparativamente lo anecdótico. Su importancia  hace que Rafael Sánchez sea uno de los empresarios diferenciados de esas  “empresas familiares”  de las que partió el sector industrial en Jabugo.

En esos primeros años mencionados se tiene constancia, al margen de la de Basilio Moreno y su esposa en Los Romero de Jabugo ,  de dos empresas familiares en la localidad de Jabugo.

Una de ellas es la de Miguel María Ortega Bernárdez (que fue alcalde además de Jabugo y gran promotor del desarrollo industrial en esos años)  situada en el “callejón del Charquillo” y cuya preciosa fotografía encabezó el primero de los artículos publicados. Esta industria alcanzó una importante notoriedad pero entró en decadencia probablemente a partir de unas circunstancias climatológicas muy adversas (no olvidemos la ausencia de las cámaras frigoríficas)  que provocó una “epidemia de mosca” ( como era conocida popularmente una de las patologías que podría sufrir el producto )  que arruinó todos los recursos expuestos.

La otra a la que nos referimos  es la de Rafael Sánchez Romero, que evolucionó desde las calles  Barco y Talero hasta solicitar la construcción de un importante edificio que se ha convertido en la seña de identidad de la industria más importante, consolidada y reconocida mundialmente al margen de los movimientos societarios y cambios de titularidad a lo largo del siglo XX.

Partimos del 20 de Junio de 1908 transcribiendo la solicitud que realiza Rafael Sánchez (que lo hace como un empresario individual y no como sociedad) al Ayuntamiento de Jabugo :

Expediente del Ayuntamiento sobre  ¿concesión? a D. Rafael Sánchez Romero para construir un edificio en el kilómetro 98 la Carretera de San Juan del Puerto a Cáceres iniciado el 20 de Junio de 1908 ( siendo alcalde D. Rafael de la Rosa Cuaresma )

Rafael Sánchez Romero, mayor de edad, casado, propietario , natural y vecino de Jabugo, con cédula personal que a calidad de reintegro exhibe a V. con el debido respeto expone:

Que al sitio de La Cañada de éste término municipal, frente a mi edificio destinado a cuadras y establecimiento de chacina y corrales de la casa de herederas de D. Antonio Vázquez, y la de Dª Aurora Sánchez Vázquez me propongo construir un edificio de mampostería, de noventa metros de fachada por ocho de altura, paralelo a la carretera de San Juan del Puerto a Cáceres, que voy a destinar a establecimiento de chacinas y emplazaré en la zona lateral de veinte y cinco metros, de la misma.

Esta edificación que tendrá su punto de partida frente a la esquina Norte de la casa que habito la voy a destinar a establecimiento de chacina y a construir igual distancia de la carretera que mi referida casa.

Tal objeto de cumplir con lo preceptuado en los artículos 33 y 39 del reglamento para la conservación y policía de las carreteras de 19 de Enero de 1867.

Solito a V. que se me conceda licencia para la construcción del expresado edificio toda vez que se halla en idénticas circunstancias que la citada casa, el terreno que va a ocupar que pertenece y no ocasiona perjuicio al movimiento y tráfico de repetida carretera.

Es justicia que espero merecer de la notoria rectitud de V. cuya vida guíe Dios muchos años.

Jabugo a treinta de Junio de mil novecientos ocho 

(Rubricado R. Sánchez Romero )

Para quien conozca la localidad de Jabugo existe un edifico que ha conservado una fecha en su cornisa central, 1904 y que pertenece a esa edificación que aparece en la transcripción del documento anterior.

No habrá pasado por alto para mucho de los lectores que ya hemos comentado refiriéndonos a la canalización de la energía eléctrica desde el Salto de los Batanes a Jabugo se dio suministro a dos inmuebles de Jabugo . Y uno de ellos “La Casa Grande” como así constaba en el alta de dicho suministro ( publicado en la primera parte de esta serie de artículos )

La “Casa Grande” , por tanto, no es otra que aquella a la que nos referimos en la confluencia de la calle Barco con la Carretera de San Juan del Puerto a Cáceres ( renombrada como Avenida de los Trabajadores ) donde el propio interesado poseía “un edificio destinado a cuadras y establecimiento de chacinas y corrales” , ocupada actualmente por viviendas particulares, aunque hasta fechas muy recientes muchos de nosotros hayamos  oído la expresión de “ir a trabajar a la casa grande” como ubicación de la industrias de Sánchez Romero Carvajal Jabugo S.A.U.

Así pues,  hasta 1908 no se solicita la construcción de este importante edificio que conforma en la actualidad las instalaciones de Sánchez Romero Carvajal Jabugo SAU  de unos 2.250 m2 de planta originariamente . Una obra de una magnitud importante y con una construcción innovadora muy distinta a como se venía haciendo hasta el momento (fue dirigida por un ingeniero al que ya haremos mención,  tanto por la vinculación familiar a uno de los socios de la futura sociedad como en el desarrollo industrial de una importante empresa de la comarca no ligada a este tipo de explotaciones económicas y que sin lugar a dudas confirió un antes y un después en el desarrollo de la Sierra de Huelva )

Por tanto en esa fecha , 1908, es cuando surgen los inicios de la empresa más conocida e importante de Jabugo, individualmente por parte de Rafael Sánchez Romero para poco después constituir la citada mercantil ( En la  Notaría de Cortegana – Año 1910 )

Esta circunstancia es, como ya hemos comentado, común a casi la totalidad de negocios familiares hasta su consolidación en algunos casos afianzándose en edificios industriales o constituyendo sociedades mercantiles . Tal como ya expuse en la primera parte publicada sería importante e interesante poner objetividad y argumentar las fechas que forman parte de la imagen de algunas de ellas, alcanzando datos que nos puedan aportar mucho más a los que ahora intentamos reflejar.

Como añadido curioso a esta solicitud,  y este hecho tan importante en la historia de la localidad,  transcribimos la breve respuesta del Ayuntamiento de Jabugo una vez obtenida la preceptiva autorización de Obras Públicas ( a través del Cuerpo Nacional de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Provincia de Huelva ) :

Alcaldía de Jabugo a diez y ocho de Julio de mil novecientos ocho, en vista del informe remitido por el ingeniero Jefe de la provincia con oficio número setecientos setenta y siete fecha quince del actual, se autoriza a D. Rafael Sánchez Romero a construir el edificio a que se refiere este expediente, sujetándose a las condiciones en que dicho informe se expresa del que se dará copia al efecto al notificarle esta resolución. 

Sánchez Romero Carvajal y Cía. ( aprox. 1910 )

————————————-oOo———————————–

El desarrollo de esta segunda industria, cómo se obtuvieron los avales para su construcción, su estructura societaria , la confluencia de factores ajenos al sector ibérico propiciando la capitalización de la empresa y la importancia de la misma, merecen un nuevo estudio que esperamos pueda aportar alguna información adicional a este trabajo ya iniciado y que será publicado en breve.

Autor : José Sánchez Labrado 

Todos los derechos reservados . Aviso Legal . Jabu-go.com

Comparte este contenido en ....
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar